O CEBREIRO

 en Camino de Santiago, Todas las publicaciones

 

Capítulo del libro «De Roncesvalles a Compostela»

En el Cebreiro, les esperaba su buen amigo Antonio, compañero de estudios del abuelo, con una grata sorpresa. Al día siguiente, bautizaban a su nieta María y el abuelo iba a ser el padrino. Había una razón especial, su hija Carmen, estaba allí, gracias a la pericia del abuelo en el parto de su mujer Sara.

El abuelo aceptó encantado. Se acomodaron en casa de Antonio, durante dos noches. Tuvieron tiempo de disfrutar de la celebración, de descansar, de conversar y de recordar con gratitud sus años de estudiantes en la Universidad de Santiago. Pedro escuchaba y asentía. Desandando el tiempo, podía visualizar situaciones especiales, vividas con intensidad por los dos protagonistas. Cada vez que nombraban a Teresa o a Margarita, sus ojos tenían un brillo especial y su voz se tornaba dulce y agradable, todo indicaba que se trataba de sus primeros amores. Fueron años intensos de estudio, enamoramiento y diversión.

Pedro sintió curiosidad por el cáliz y la patena que se guardan en el Santuario de Santa María la Real. Antonio aprovechó para explicarle la leyenda del Santo Milagro y la historia del antiguo monasterio de San Giraldo de Aurillac.

Fieles a su costumbre, de abordar un tema de crecimiento personal cada jornada, sacaron tiempo, para reflexionar sobre la forma de establecer metas retadoras.

Envueltos de la magia del Cebreiro, les acompañó Antonio en esta aventura tan apasionante. Tres mentes lúcidas, estaban interactuando con flexibilidad y sencillez para encontrar la esencia que lleva desde el estado presente al estado deseado.

El abuelo, comenzó haciendo un paralelismo del camino, con la trayectoria vital de cada uno de ellos, con sus alternativas, con sus dilemas, con sus costes de oportunidad y con sus consecuencias.
En ese itinerario nos encontramos con diferentes sendas, con sus bordes, sus nodos, sus rotondas, sus atascos y sus hitos.
Todas ellas tiene sus signos, sus símbolos, sus metáforas y significados, que es preciso identificar e interpretar, para poder continuar por la dirección adecuada.
El escenario estaba preparado, Antonio aprovechó el momento, para realizar una pregunta poderosa.

¿Cuál es la esencia de una meta retadora?
Juan llevaba unos minutos escribiendo con su pluma “Waterman”, en su agenda “Moleskine”, de tapas negras. Compañeras inseparables durante todo el camino.

Estuve realizando un decálogo, que quiero compartir con vosotros. Una meta para que sea retadora y pueda conseguirse, debe de reunir los siguientes parámetros:

1. Medible

2. Específica

3. Realista

4. Ética

5. Ecológica.

Abuelo, en realidad cuando te refieres al término ecológico, qué significado tiene.

Muy buena apreciación Pedro. Quiero decir que no tenga efectos negativos colaterales, ni para ti, ni para nadie.

6. Recursos.

El tema de los recursos, quizás sea el más complicado.

¿Juan qué te parece?

¿Pedro tú como lo ves?

Al hablar de recursos, se asocian al dinero y se visualizan como escasos, en realidad contamos con muchos más de los que creemos tener.

Abuelo y la escasez, por veces es más mental que física.

Pedro, nuestra percepción, en ese sentido, es determinante.

Juan, cuántas partidas tenemos contabilizadas como obstáculos, en nuestra balanza, cuando verdaderamente son recursos.

Abuelo y la Providencia existe, cuando uno se pone en marcha, hay recursos que a modo de atractor se unen a uno en ese viaje apasionante.

Así es Pedro.

7. Hay que diseñar un plan estratégico de actuación, con tareas específicas en tiempo, en modo y en forma.

8. En un marco temporal, dividido por etapas.

9. Establecer los indicadores, que a modo de feedback, nos informen si vamos por la senda marcada.

10. Analizar si la ecuación rentabilidad/esfuerzo es la adecuada.

Gracias Juan, por este decálogo tan preciso.

Antonio, si la meta pasa estos filtros, puedes estar seguro, que la consigues y que además, te invita a asumir nuevos retos. Entras en la senda de la espiral de crecimiento, sin apenas darte cuenta.

Abuelo, la veo extraordinaria, aunque echo en falta algo, de lo que tantas veces hablas.

Ya sé Pedro, quieres que los valores aparezcan de forma expresa, en realidad están de forma latente en los diez puntos y con más intensidad, debajo de la ética y de la ecología, que cito en los puntos cuatro y cinco.

Efectivamente, una meta sin valores en los que soportarse, no tiene sentido. Además, tiene muchísimas posibilidades de que se abandone o se frustre el intento.

Pedro, los valores en general son muy abstractos, hay que aterrizarlos y llevarlos a situaciones de comportamiento diario, para que así se aprecie su auténtico significado.

Piensa, que cada vez que identifiques un valor en otra persona, te está indicando que tú también tienes, en mayor o en menor medida, ese valor.

Abuelo, recuerdo la parte final de tu conferencia “valores y éxito personal y profesional” en La Casa de León en la Coruña el año pasado, cuando comentabas que los Valores determinan la misión de una persona, es decir su modo de ser y su razón de ser. Tienen las claves del para qué de su actuación y a raíz de ahí surge con más facilidad el cómo.

Buena memoria Pedro. Tú busca siempre el para qué y ya verás como te surgen las estrategias para diseñar el cómo.

Con la lección bien aprendida. El gozo del reencuentro y la paz que aporta el Cebreiro, se fueron a descansar, para iniciar al día siguiente a primera hora el camino hacia Triacastela.

 

Manuel Rivero Pérez

Profesor invitado UDC

 

Entradas recientes

Escribe un comentario


Aclaración para coaches

Los coaches certificados por ICC u otra certificación reconocida no necesitan hacer la parte de Coaching de este curso "Coaching de Vida – Las Etapas Socio-Emocionales”, pues se les convalida por haber realizado la certificación de Coaching, razón por la que se le solicitará una copia de la misma.

Los alumnos que se incorporen en este grupo de coaches certificados solo necesitan asistir a la formación correspondiente el día 19 de marzo (sesión presencial). Por supuesto, obtendrán igualmente el diploma de "Experto en Coaching de Vida y las Etapas Socio-Emocionales".

Si es tu caso, puedes escoger el precio reducido para Coaches ICC o de otras certificaciones.

Te enviaremos como recurso adicional una copia digital del libro de Daniel Álvarez "Como pensar bien: PNL para resolver conflictos y multiplicar tu creatividad", publicado por la Editorial Universitaria Ramón Areces.

Contenidos para tu desarrollo personalUn eBook de regalo al suscribirte

Aclaración para coaches

Los coaches certificados por ICC u otra certificación reconocida no necesitan hacer la parte de Coaching de este curso "Experto en Gestión del Estrés", pues se les convalida por haber realizado la certificación, razón por la que se le solicitará una copia de la misma.

Los alumnos que se incorporen en este grupo de coaches certificados solo necesitan asistir a la formación correspondiente a los días 11 y 12 de marzo, que es la parte correspondiente a Programación Neurolingüística (PNL).  Por supuesto, obtendrán igualmente el diploma de "Experto en Gestión del Estrés". 

Si es tu caso, puedes escoger el precio reducido para Coaches ICC o de otras certificaciones.

Te enviaremos como recurso adicional una copia digital del libro de Daniel Álvarez "Como pensar bien: PNL para resolver conflictos y multiplicar tu creatividad", publicado por la Editorial Universitaria Ramón Areces.