El proceso de crear tu profesión como Coach: capacidad, marca y llegar a tu público

 en Coaching, Etapas emocionales, Inteligencia Emocional, Liderazgo, PNL, z-secundario

De Beatriz Fernández

 

Acabas de obtener la certificación que te acredita como Coach, ¿y ahora qué? Quizá, antes de comenzar la certificación ya tenías un objetivo. Mis compañeros de certificación decían cosas como “quiero utilizar el coaching en mi empresa”, “quiero dar un giro a mi vida y dedicarme al coaching de forma profesional”, “me encantaría ayudar a otros deportistas a que consigan sus metas”, “lo quiero para mi propio crecimiento personal”,…

Durante la certificación, este objetivo puede cambiar o reforzarse. Por ello, puede ser interesante recibir de forma paralela un acompañamiento individual mediante, por ejemplo, un proceso de mentoría o coaching.

Cuando tienes claro que quieres utilizar el coaching como herramienta profesional sientes una enorme ilusión, al tiempo que surgen dudas por el abanico de posibilidades que se abre. Como coach, sabes llevar esto a un proceso de reflexión muy enriquecedor, sobre todo si va acompañado de tu entrenador o tu mentor/a: ”¿Qué tipo de coaching quiero hacer? ¿A quién me quiero dirigir? ¿Cómo lo hago?”

Yo tuve la oportunidad de hacer este proceso acompañada y esto marcó la diferencia. Mi intención era definir bien mi objetivo y el plan de acción para ejecutarlo, pensando que lo tenía más o menos claro y que solo me faltaba llevarlo a cabo, pero me di cuenta de que no me había hecho una pregunta muy importante: “¿Qué voy a ofrecer?” Sin duda tendría que ser una combinación de lo que sé y lo que soy, y esto me llevó a reflexionar sobre una idea fundamental: “lo que soy”.

Si este es tu camino, quiero compartirte algunas ideas que pueden serte de gran utilidad:

  • Equipo de apoyo mutuo y mejores prácticas: establecer, por ejemplo, reuniones periódicas con personas que se encuentran en una situación similar a la tuya con el objetivo de poner en común los feedbacks que cada uno esté obteniendo en su proceso.
  • Proceso de mentoría o/y coaching (3-5 sesiones): encontrar en estos momentos de cambio a alguien que te acompañe ayudándote a reflexionar y a sacar de ti tu mejor versión es muy gratificante. Te ayudará a obtener tus propias respuestas. Además, ser coachee cuando te estas preparando como coach amplía tu capacidad de escucha consciente y te hace entender mejor el proceso.
  • Hacer sesiones de coaching de forma voluntaria y participar en asociaciones sin ánimo de lucro es útil para practicar y así obtener experiencia, y también para descubrir si estás conectado con esa actividad y ese tipo de coaching. Además de aportar seguridad y confianza hace que estemos en constante aprendizaje.
  • Networking: conversar con gente con la que conectas y te complementas de alguna manera enriquece mucho la experiencia. Busca eventos o conferencias en las que conocer a gente y darte visibilidad.

Todo este proceso, me lleva a lo que para mí es el concepto clave: la autenticidad.

Me di cuenta de que para mí es importante ser auténtica en lo que hago, y que si estoy ayudando a las personas a obtener su verdad sólo podía hacerlo a través de saber cuál era la mía.  Esto pasaba por supuesto por conocerme, o al menos hacer un ejercicio de introspección, para saber en qué momentos yo conseguía conectar conmigo misma. En qué momentos estaba haciendo “eso” que salía de mí, eso que nace sólo de la conexión contigo misma y tu cuerpo que te dice que es un “sí”. Sale solo. Seguramente no lo valoras porque no tienes que esforzarte y piensas que es algo natural. Yo pensaba que mi intuición, mi coherencia, mi sensatez, mi curiosidad, mi forma de escribir sobre mis emociones y mis experiencias, eran algo normal y habitual, no tenía valor, pero si lo tiene, ese es mi don.

¿Qué significa para ti hacer algo conectada contigo misma? ¿Qué significa creer en lo que haces? ¿Dónde lo sientes? ¿Cuándo estás dispuesta a mostrarlo sin plantearte nada más? ¿Cuál es tu verdad? Después de dar respuesta a estas preguntas ya podría plantearme el “envoltorio”, el “cómo”.

Hay numerosas herramientas que apoyan el proceso de creación. En mi proceso de mentoría se hizo evidente que mis juicios e inseguridades me estaban paralizando. Fue interesante descubrir de la mano de mi mentora la estrategia Disney. Se basa en 3 fases: una primera, el soñador, en la que realizas una tormenta de ideas; una segunda, la de construcción, en la que das forma y acción a las ideas; y una última, la de “la crítica”, donde se concentrarán las “dudas” que tengamos sobre lo realizado hasta el momento y se plantean soluciones.

Hay varias alternativas para formalizar la actividad de coaching, por ejemplo, la puedes llevar a cabo de forma autónoma o trabajando para una empresa. Esta decisión también va a ir ligada a tus valores. Por ejemplo, si para ti la seguridad económica y la estabilidad son valores predominantes, podrías escoger la segunda opción. En este sentido, quizá te haga sentir más cómodo, buscar empresas afines a tu propósito y compatibles con tu estilo. Por ejemplo, hay muchas consultoras en la actualidad que prestan servicios para la gestión de talento y/o tienen diversos programas de liderazgo ejecutivo. Por otro lado, si para ti la independencia y la libertad económica es importante, quizá elijas la primera opción.

Algunas acciones que podrías poner en marcha para llevar a cabo tu actividad como coach son:

  • Escribir artículos sobre temas de interés en nuestro sector hace que cuando alguien busque tu nombre pueda obtener referencias de ti.
  • Hablar en público es una de las formas más potentes que puede llevar a tu marca a expandirse. Por ello es importante, por ejemplo, el papel de las redes sociales en estos momentos.
  • Hacer sesiones de coaching tanto individuales como para equipos.

La autenticidad será tu fuente de inspiración y tu motivación, pues estarás conectando con tus valores fundamentales. Será además tu sello, ser auténtico hará que seas diferente, que dejes huella, y te llevará a crear tu propia marca personal, lo que hagas en este sentido tendrá tu estilo propio. Ser auténtico hará no solo que tus potenciales clientes confíen en ti, sino que también lo hagas tú mismo, y eso, te convierte en imparable.

Entradas recientes

Escribe un comentario


Aclaración para coaches

Los coaches certificados por ICC u otra certificación reconocida no necesitan hacer la parte de Coaching de este curso "Experto en Gestión del Estrés", pues se les convalida por haber realizado la certificación, razón por la que se le solicitará una copia de la misma.

Los alumnos que se incorporen en este grupo de coaches certificados solo necesitan asistir a la formación correspondiente a los días 12 y 13 de marzo, que es la parte correspondiente a Programación Neurolingüística (PNL).  Por supuesto, obtendrán igualmente el diploma de "Experto en Gestión del Estrés". 

Si es tu caso, puedes escoger el precio reducido para Coaches ICC o de otras certificaciones.

Te enviaremos como recurso adicional una copia digital del libro de Daniel Álvarez "Como pensar bien: PNL para resolver conflictos y multiplicar tu creatividad", publicado por la Editorial Universitaria Ramón Areces. 

¿Quieres que te informemos?

Te responderemos lo antes posible

Contenidos para tu desarrollo personalUn eBook de regalo al suscribirte

ICC EXPERIENCE

¡Mantente al dia sobre el mundo del Coaching!

Para empezar, elige tu ebook de bienvenida:


Escribe tus datos y lo recibirás por email

¿Hablamos?

Escribe a continuación tu nombre y tu número de teléfono. Te llamaremos lo antes posible.