Estos son los pensamientos de un jefe metido a coach

 en Equipos y Organizaciones vivas, Todas las publicaciones

equiaje Las respuestas acaban siendo una carga pesada que hace largo el camino.   Acabé la carrera de veterinaria suplicando por tener las respuestas a los males de todos los pacientes que acudiesen a mi consulta. Con el paso de las años la clínica creció y empecé a suspirar por tener las respuestas a los desafíos que suponía dirigir personas.

Pasaron los años y pude decir de forma ingenuamente pretenciosa que tenía un buensaco lleno de respuestas. Y descubrí que cada respuesta se asemejaba a una piedra quecaía en el saco, haciéndolo tan pesado que por momentos hacía imposible dar dos pasos seguidos sin parar a tomar aire.

Un buen día alguien me enseñó que para encontrar soluciones había algo más podero soy ligero que las respuestas: una pregunta apropiada. ¡Cuánto aligeran la carga las preguntas adecuadas!.   Cuanta razón tenía quien escribió ” puedes decir si un hombre es inteligente por sus respuestas, sabrás si es sabio por sus preguntas”.

Te deseo que puedas hacer una travesía por la vida ligero de equipaje.

Entradas recientes

Escribe un comentario