El juego interior del tenis por W.Timothy Gallwey

 en Coaching, Mental training

Natalia Zalvide. Coach internacional certificada por ICC

No sabía que tenía mente de tenista hasta que leí este libro. Sustituir la palabra “golpe” por “acción”; “pista” por “casa”, “partido” por “tarea laboral”, “jugador” por “ser humano”..y voilá !!! ¡Ese libro estaba escrito para mí y para muchos de mis amigos…que en la vida habían jugado al tenis!

 

Voy a intentar resumiros lo que me ha parecido más interesante de lo que para muchos es uno de los pilares básicos de la metodología del COACHING.

 

  • ¿Qué es el Juego Interior? es el constante diálogo interno que nos impide alcanzar nuevas metas y disfrutar de ellas.

  • ¿Dónde se juega? En la mente de cada uno.

  • ¿Quién lo dirige? Tú.

  • ¿Contra quién se juega? Contra ti mismo.

  • ¿Cómo evitarlo? Con estabilidad Interna.

Todo se basa en evitar aquello que nos desconcentra de lo que hacemos en cada momento. Fantástico descubrimiento: no habla de fuerzas extraterrestres ni son necesarios tratamientos dolorosos. El único requisito es aprender a diferenciar los DOS YOES que todos llevamos dentro.

 

El máximo rendimiento requiere una desaceleración mental. Esto quiere decir menos pensamientos, menos cálculos, menos juicios, menos preocupaciones, menos miedos, menos expectativas, menos intentos por esforzarse, menos lamentaciones, menos controles, menos nervios, menos distracciones.

 

La mente está en calma y en silencio cuando está en el AQUÍ Y AHORA y en una perfecta unidad con la acción ejecutada y el ejecutor de esa acción ¿Fácil,verdad?

 

Muy mono en el papel …pero bajemos al ruedo y veamos situaciones que no nos sonarán extrañas..vamos a jugar:

 

¿Qué piensas? Marca la respuesta correcta:

 

SITUACIÓN A: Lunes 12: 00 h de la mañana. Tu jefe te envía el tercer email para recordarte que aún no has entregado el dato que te ha pedido hace dos horas:

  1. Menudo pesado. Borras correo y sigues a tu ritmo

  2. Empiezas a ponerte nervioso.

  3. Tu mente empieza a susurrarte…”él piensa que eres lento”;”tu compañero ya lo habrá entregado”, “deberías concentrarte más”…

  4. Antes no hacía falta que nadie me lo recordase.

 

SITUACIÓN B: -Reunión de amigos donde cada uno lleva un plato de comida

  1. Seguro que el mío es el peor.

  2. Debería haberme esforzado más

  3. No les va a gustar

  4. Tendría que haber reconocido que se me da fatal la cocina.

 

Sea cual sea la opción elegida el problema es que la AUTOcalificación de nuestro trabajo o  tarea como “imperfecta”  va seguida por una reacción de rabia, frustración o desaliento, lo cual interferirá en nuestro comportamiento presente; en la situación A nos impedirá concentrarnos en el informe y en la situación B nos impedirá disfrutar de la reunión. Si el juicio no fuese más que una calificación OBJETIVA de si lo estamos haciendo bien /mal (NO SOMOS esa acción, así que no SOMOS buenos/malos) , y no hubiese posteriores reacciones del ego, la interferencia sería mínima. Pero desgraciadamente ese tipo de calificaciones suele llevar a reacciones emocionales. El juicio produce tensión y la tensión interfiere en la fluidez que requiere el pensar con claridad.La relajación produce estabilidad.

 

Estamos preocupados constantemente, en lugar de concentrados.

 

Para la mayoría de nosotros conseguir acallar la mente es un proceso gradual que implica el aprendizaje de varias habilidades interiores. Estas habilidades son realmente un ARTE , el arte de olvidar los hábitos mentales que hemos adquirido desde la  infancia.

 

Estamos constantemente juzgando nuestro comportamiento y el de los demás.

 

El evitar la autocrítica constante no significa obviar los errores que cometemos , porque son una parte importante del proceso del desarrollo. Los bajones son parte de ese proceso. No son “malos”, pero pueden extenderse por mucho tiempo mientras los consideremos algo malo y nos identifiquemos con ellos.

 

Todos desarrollamos pautas de comportamiento características y cada una de ellas existe porque desempeña una función. El momento del cambio se produce cuando nos damos cuenta de que la misma función podría realizarse de una manera mejor.

 

Cambiando paso a paso:

 

  1. PRIMER PASO: OBSERVA SIN JUZGAR.

  2. SEGUNDO PASO: VISUALIZA EL RESULTADO DESEADO

  3. TERCER PASO: CONFÍA EN EL YO NÚMERO 2

  4. CUARTO PASO: OBSERVACIONES (NO CRÍTICAS) ACERCA DEL CAMBIO Y DEL RESULTADO

 

La manera natural de aprender vs. La forma de aprender del Juego Interior.

 

Luchar contra la mente es algo que no funciona. Lo que funciona mejor es aprender a concentrarla.

 

Al mantener la mente en el presente, ésta se calma. La concentración relajada quiere decir mantener la mente en el aquí y en el ahora. La concentración relajada es el arte supremo porque no se puede dominar ningún arte sin ella, mientras que con ella se pueden lograr muchas cosas.

 

Para aprender este arte, hace falta práctica.

 

Es necesario aprender a enfocar la conciencia en el ahora, esto simplemente quiere decir sintonizar aquello que esté sucediendo en el presente. Las mayores pérdidas de concentración se producen cuando dejamos que nuestras mentes imaginen lo que va a ocurrir o recuerden lo que ya ha ocurrido. Con qué facilidad la mente se pierde en el mundo de los que pasaría si…”

 

No dejes que la energía consciente que necesitas para rendir al máximo en el ahora se disipe a un mundo imaginario. Del mismo modo, no le permitas que vaya a un pasado que ya no existe.

 

Y ya que la mente parece tener vida propia…¿cómo puede uno aprender a mantenerla en el presente? Mediante la práctica. NO HAY OTRA FORMA. Cada vez que tu mente comience a escaparse al MUNDO DE LA FANTASÍA , simplemente tráela de vuelta con suavidad.

 

El resultado es que te vuelves más consciente de lo que está sucediendo a medida que aprendes a mantener tu atención en el ahora.

 

¿Cómo mantenerte concentrado en el aquí y en el ahora? El autor del libro habla de que su propio método es centrar la atención en la RESPIRACIÓN. Se necesita un objeto o actividad que siempre este presente ¿Y qué puede estar más presente en el aquí y en el ahora que la propia respiración? Prestar atención a la respiración quiere decir simplemente observar la entrada y salida del aire una y otra vez, siguiendo su ritmo natural. No quiere decir que uno debe controlar intencionalmente su respiración.

 

Es desconcertante preguntarse por qué abandonas el aquí y el ahora. El aquí y el ahora es el único tiempo y lugar en el que uno disfruta o logra algo.

 

La mayor parte de nuestro sufrimiento se produce cuando dejamos que la mente se ponga a imaginar el futuro o rumiar sobre el pasado. No obstante, pocas personas están satisfechas con lo que tienen por delante en un momento dado. Nuestro deseo de que las cosas sean distintas a lo que son nos lleva a un mundo irreal, y por lo tanto nos impide apreciar lo que el presente nos puede ofrecer. Nuestras mentes solo abandonan la realidad del presente cuando preferimos la irrealidad del pasado o del futuro.

 

En este libro habla de la diferencia entre preocuparse por ganar y preocuparse por hacer el esfuerzo necesario para ganar . Puede parecer muy sutil, pero en realidad es muy grande. Cuando solo me preocupo por ganar, estoy pendiente de algo que no puedo controlar totalmente. El que gane o pierda en este juego externo depende tanto del esfuerzo y talento de mi oponente como de los míos. Cuando uno se ve involucrado emocionalmente en unos resultados que no puede controlar, uno tiende a ponerse ansioso e intenta esforzarse demasiado. Pero uno si puede controlar el esfuerzo que emplea para ganar.Uno siempre puede hacerlo lo mejor posible en un momento dado.

 

Una persona muy sabia me dijo una vez. “Cuando se trata de superar obstáculos hay tres tipos de personas: el primer tipo ve la mayoría de los obstáculos insuperables y los evita. El segundo tipo ve obstáculos, y dice  ”puedo superarlo” y comienza a excarvar por debajo de él, a escalarlo por encima o a atravesarlo por en medio. El tercer tipo de persona antes de decidir superar el obstáculo, intenta encontrar un punto de observación que le permita ver lo que hay al otro lado de él. Entonces, solo si la recompensa vale la pena, intentará superarlo.

 

Aprende a dar la bienvenida a los obstáculos, porque estás aumentando tu capacidad para encontrar ventajas en todas las dificultades a las que te enfrentas a lo largo de tu vida. Así, pues, cada progreso interior se aplica inmediatamente a toda la gama de tus actividades. Ésta es la razón por la cual vale la pena prestar atención al Juego Interior.

 

Quizás la aptitud más indispensable para los seres humanos en estos tiempos sea la capacidad para conservar la calma en medio de cambios bruscos y desestabilizadores. Los que mejor van a conseguir sobrevivir en los tiempos que corren son aquellos que, según los describió Kipling “sepan conservar la cabeza mientras todos los demás están perdiendo la suya”.

 

La inestabilidad, por el contrario, es una condición del ser en la que perdemos con más facilidad el equilibrio cuando el yo número 1 se siente contrariado ante algún hecho o circunstancia.

 

La gente se pregunta: “entonces, ¿cómo puedo yo lidiar con mi estrés?”Se siguen cursos, se intentan soluciones, pero generalmente el estrés del yo número 1 continúa. El problema de “lidiar con el estrés” es que uno piensa que el estrés es inevitable. Tiene que haber un estrés para que tú puedas lidiar con él. He notado que el yo número 1 suele prosperar cuando se lucha contra él. Un enfoque alternativo consiste simplemente en fortalecer tu estabilidad. Alienta y apoya al yo número 2 porque cuanto más fuerte sea, más difícil va a ser desequilibrarlo, y más rápidamente vas a recuperar tu equilibrio. Tenemos que ser más independientes -que no más solitarios- y con más confianza en los propios recursos interiores para mantener esa estabilidad.

 

 

Muchas veces el mayor causante de mi estrés soy yo mismo. Pero poco a poco he aprendido que las exigencias con las que yo me producía estrés no eran realmente mías, sino que las había incorporado únicamente porque las había escuchado cuando era pequeño o porque eran socialmente aceptadas. Estas exigencias comienzan pronto a parecerte algo muy natural y es más fácil prestarles atención a ellas que a la llamada sutil pero insistente de tu propio ser.

 

 

Nos liberamos del estrés en la medida en que actuamos desde nuestro propio ser y dejamos que cada momento sea una oportunidad de ser el yo número 2 y disfrute del proceso. Hasta donde puedo ver, se trata de un proceso de aprendizaje que dura toda la vida.

 

 

Espero que a estas alturas ya hayas comprendido que no estoy promulgando ese tipo de pensamiento positivo en el que uno intenta convencerse de que las cosas son maravillosas cuando no lo son. Ni tampoco ése que dice “si pienso que soy bondadoso, entonces lo soy; si pienso que soy un triunfador, entonces lo soy”. En lo que a mí respecta, esto no es más que el yo número 1 intentando crear un mejor yo número 1. El perro que persiga su propia cola.

 

 

¿Qué más se puede hacer para promover la estabilidad? El mensaje del Juego Interior es simple: CONCÉNTRATE. Concentrar la atención en el momento presente, el único en que realmente puedes vivir, es una de las claves para hacer bien cualquier cosa. Concentrarse quiere decir no quedarse pegado en el pasado, ni en sus propios errores ni en sus éxitos; quiere decir decir no dejarse atrapar por el futuro , ni por sus miedos ni por sus sueños, impidiendo que mi atención abandone el presente. La capacidad para concentrar la mente es la capacidad para no dejarle que se escape contigo. No quiere decir que no puedas pensar, sino que tú tienes que ser el que controle el pensamiento. Esta concentración puede practicarse en una pista de tenis, mientras uno prepara una tortilla de patatas, durante una estresante reunión de negocios o al llevar a tu hijo a la competición de fútbol. Puede practicarse en soledad o durante una conversación. La confianza que hace falta para concentrar la atención al escuchar a otra persona, e interrumpir el continuo monólogo interior que se produce en tu cabeza, es la misma que hace falta para hacer bien cualquier cosa.

 

 

La estabilidad crece a medida que aprendo a aceptar lo que no puedo controlar y a controlar lo que está dentro de mis posibilidades.

 

 

Si habéis llegado a esta línea es porque algo os ha hecho seguir leyendo y os ha llevado a pensar que todos podemos Jugar Internamente…pero sobre todo, que podemos GANAR en el día a día. Y cuando perdamos, tener la esperanza de que el premio vale la pena: es cuestión de seguir entrenando.

 

 

Comunidad Coaches ICC
Artículos de los Coaches de International Coaching Community de España. ¿Quieres hacer algún comentario o ayudarnos a mejorar? ¡Escríbenos a info [@] observatoriodelcoaching.com!
Entradas recientes
Contacta

Envíanos un email y te contestaremos lo antes posible.

¿No es legible? Clic para cambiarlo.
0

Comienza a escribir y presiona "Enter" para buscar