Sosteniendo sentimientos difíciles – La pregunta de Virginia Satir

 

La PNL da una herramienta sencilla que muestra cómo encajar y enraizarse en estos momentos duros. Es una técnica sencilla que permite sostener nuestros sentimientos difíciles. Se basa en el modelaje de lo que hacía la gran terapeuta Virginia Satir y se utiliza mucho en coaching. Verás que se basa en una pregunta poderosa.

 

Sigue los siguientes pasos:

 

  1. Crear un espacio de comprensión y conexión con la persona que le permita “sostener” ese malestar sin que le destruya. La compañía de un coach ayuda a la persona a “legitimar” ese malestar y quitarle dramatismo, a entender que es algo habitual en el ser humano. No hay nada de lo que avergonzarse ni tener miedo.

  2. A continuación, el coach ayuda a la persona a “crear espacio” en torno a ese malestar, a descomprimirlo. Para conseguirlo, la pregunta de Satir es muy creativa y eficaz: “¿Cómo te sientes ante ese malestar?” Esta pregunta presupone que la persona es mucho más que ese malestar, el cual ocurre dentro de una realidad muchísimo más amplia, que es ese milagro llamado ser humano. Curiosamente, la persona “siente algo ante ese malestar”, como si se desdoblara. Normalmente, la respuesta puede ser “me siento asustado” o “confuso” o cualquier otro estado. Sea cual sea, la persona se hace más consciente del mundo emocional dentro de ese malestar, se ha abierto algo que antes estaba encajonado, se ha adquirido alguna holgura. He visto cómo Robert Dilts, uno de los mejores coaches que conozco, puede hacerle esa pregunta varias veces a la persona si es necesario, hasta que alcanza un estado de lucidez y serenidad que le permite sobrellevar ese malestar sin que sea destructivo.

  1. En ese momento, la persona ha adquirido una mayor serenidad, lo que le permite responder a la siguiente pregunta: “¿Qué mensaje o intención positiva quiere transmitirte ese malestar?Cualquier malestar se debe a una forma de entender una situación que no encaja. Hay algo que no somos capaces de “masticar”, algo que no tiene sentido… pero no somos capaces de verlo por la revoltura emocional que conlleva ese malestar. Una vez logramos crear el espacio, podemos recoger la importante información que nos quería dar… ¿qué perseguía ese malestar? Es así como obtenemos su intención positiva.

 

Esta intención positiva puede ser asertividad, necesidad de atención, rebeldía, atención por otros valores o personas, … Una vez la persona obtiene esta información y logra un estado de mayor serenidad, el malestar se relativiza y la persona reconoce aquello que el malestar le estaba reclamando. Ve la realidad de otra manera, relativizando aquello que antes le abrumaba. Esta conciencia le hace sentir una especie de alivio.  Normalmente, esa claridad lleva a que la persona obtenga nuevas opciones para pensar, sentir y obrar.

 

Esto es lo que significa contarte la misma situación de otra manera, generando así una historia que cura. No minimizas, sino que asumes amorosamente aquello que produce dolor, para que todo encuentre su espacio dentro de tu vida. Te das cuenta de todo lo que de verdad te importa. Cuando has encajado el dolor y te has enraizado, como decíamos, preparas el camino para que todo se recoloque y encuentre su sitio. A eso le llamamos liberar.

 

Gracias a la ayuda de Alicia López y Melisa González.

Posts recomendados
Comments
  • georgina monserrat gamboa
    Responder

    Excelentes las respuestas sobre el manejo de asesoramiento.
    Gracias.
    Georgina Gamboa

Escribe un comentario

¿Quieres que te informemos?

Te responderemos lo antes posible

¿Hablamos?

Escribe a continuación tu nombre y tu número de teléfono. Te llamaremos lo antes posible.