Palabras, un Reflejo de Nuestros Pensamientos

 en Coaching, Inteligencia Emocional, Todas las publicaciones

Cuando avanzamos, cuando queremos, cuando deseamos o anhelamos existe un impulso inicial que nos invade y nos posee una fuerza “sobrehumana” de conseguir ese “reto”. Pero, generalmente lo que sucede es que esa energía inicial va disminuyendo y desapareciendo con el tiempo. Nuestra atención se va dirigiendo hacia otras cosas y vamos perdiendo el rumbo y la dirección sobre nuestros retos y desafíos. A todos nos ha pasado alguna vez, y cuando echamos un vistazo atrás y valoramos nuestra situación actual, decimos ¿dónde quedo ese “reto”? Surgen emociones como la tristeza, infelicidad, culpabilidad,… que afectan a nuestra autoestima, la confianza en uno/a mismo/a y en definitiva a nuestra felicidad.

Lo que ocurre luego también es conocido, queremos culpables, y generalmente el primer culpable que encontramos ¿Quién es? Pues sí, uno/a mismo/a, nos atacamos y muchas veces con crueldad, por así decirlo, somos nuestro peor enemigo. Nos auto-castigamos pensando que de esta manera volveremos a la senda de ese “reto”, y nos decimos “eres un incrédulo, no lo vas a conseguir”, “soy un inútil, no valgo para nada”,… Fijemos en estas palabras, ¿qué no dicen? Son negativas verdad, y seguramente no nos ayudarán a conseguir lo que queremos, pero las seguimos diciendo y repitiendo. Son nuestras creencias. Pero voy un poco más allá.

En este sentido, voy al verbo “ser” y “estar”, las palabras reflejan nuestros pensamientos y creencias, y estos dos verbos parecen similares, pero tienen un carácter diferente. Por ejemplo, “soy un fracasado” a decir “estoy fracasando” el verbo ser le da un carácter de permanencia e inmovilidad a esa característica, como si no pudiéramos modificar ese estado, en cambio, el verbo estar refleja que hoy, en este momento estoy así, pero que mañana o en otro momento me voy a sentir y encontrar de manera diferente. Esto se produce tanto para los pensamientos negativos como para los positivos.

Es vital identificar estas palabras, y es ahí donde entre el coaching, el coach identifica esas palabras (creencias) y las rebate con preguntas poderosas como ¿qué te impide conseguir ese “reto”? Es una herramienta que desde la psicología también se utiliza con técnicas como el  “Control del Pensamiento” a través de los autorregistros y el cambio de pensamiento.

Para concluir me gustaría mencionar a Bruce Lipton, que en su libro La Biología de la Transformación nos comenta el siguiente ejemplo: todos y cada uno de nosotros sabemos nadar a la perfección desde el momento en que emergemos del canal del parto. “Entonces, ¿por qué tenemos que enseñar a nadar a los niños?”, te preguntas, “¿Por qué hay tanto niños que le tienen miedo al agua?” Explica que si eres padre, con nuestros comportamientos  y comentarios promovemos que nuestros hijos adopten esas creencias y sea la herencia que le dejamos. Siguiendo con Lipton, piensa en cómo reaccionas cuando uno de tus bebés se acerca al agua. Preocupado por la seguridad de tu hijo, corres a apartarlo del peligro. No obstante, la mente del bebé interpreta tu comportamiento frenético dando por sentado que el agua es una amenaza para la vida. Esos miedos, inseguridades o frustración permanecen en el tiempo pues nos acompañan desde que somos unos bebés, y el primer paso es identificar esas creencias, y para ello, las palabras nos muestran el camino para empezar ese cambio.

Según Lipton, la programación de nuestras creencias se produce desde el período de gestación hasta aproximadamente los 6 años, y se quedan para el resto de nuestra vida (recuerdos de la mente subconsciente), y si esas creencias nos limitan para conseguir lo que deseamos, entonces necesitamos reprogramarnos, es decir, cambiar esas creencias. Para ello, el coaching es un proceso que sirve de apoyo para llevar a cabo ese cambio. En definitiva, las palabras son un reflejo de nuestros pensamientos.

 

Si eres fiel a tu historia, seguirás atascado en ella.

Swami Beyondananda

Entradas recientes

Escribe un comentario


Aclaración para coaches

Los coaches certificados por ICC u otra certificación reconocida no necesitan hacer la parte de Coaching de este curso "Experto en Gestión del Estrés", pues se les convalida por haber realizado la certificación, razón por la que se le solicitará una copia de la misma.

Los alumnos que se incorporen en este grupo de coaches certificados solo necesitan asistir a la formación correspondiente a los días 12 y 13 de marzo, que es la parte correspondiente a Programación Neurolingüística (PNL).  Por supuesto, obtendrán igualmente el diploma de "Experto en Gestión del Estrés". 

Si es tu caso, puedes escoger el precio reducido para Coaches ICC o de otras certificaciones.

Te enviaremos como recurso adicional una copia digital del libro de Daniel Álvarez "Como pensar bien: PNL para resolver conflictos y multiplicar tu creatividad", publicado por la Editorial Universitaria Ramón Areces. 

¿Quieres que te informemos?

Te responderemos lo antes posible

Contenidos para tu desarrollo personalUn eBook de regalo al suscribirte

ICC EXPERIENCE

¡Mantente al dia sobre el mundo del Coaching!

Para empezar, elige tu ebook de bienvenida:


Escribe tus datos y lo recibirás por email

¿Hablamos?

Escribe a continuación tu nombre y tu número de teléfono. Te llamaremos lo antes posible.