Nuestro cerebro ¿aliado o enemigo? Por Roberto Pérez Marijuán.

 en Inteligencia Emocional, PNL, Todas las publicaciones

Nuestro cerebro es un prodigio de la evolución, una maravilla biológica que aún estamos comenzando a entender a través de diversas disciplinas científicas como la Psicología o la metafísica, pero sobre todo a través de los avances de la neurociencia.

Neurona

Aun no hemos respondido muchas de las preguntas básicas, asuntos clave como en que momento poco menos de 1/2 Kg de células, a través de reacciones químicas y estímulos eléctricos, se convierte en mente, en algo inmaterial que nos ha permitido desde generar complejos códigos de comunicación, a descubrir los patrones y leyes que rigen la naturaleza y el universo.

El cerebro es el resultado de millones de años de evolución, pero el objetivo final de este complejo órgano no es algo a lo que todos en este momento aspiramos, como es «ser felices»  el objetivo del cerebro es mantenernos vivos, alejarnos de peligros, reproducirnos extendiendo nuestros genes en la medida de lo posible, proteger a nuestras crías, en fin, todo ese tipo de asuntos en los que somos exactamente igual que cualquier otro ser vivo…

El ser humano tiene un deseo de conocer, de anticiparse, de transcender, pero para ello tiene que enfrentarse a un sistema biológico del que depende totalmente.

Podemos partir de la base simplista de que en realidad somos sensores con capacidad de movimiento. Nuestro sistema central está conectado con el exterior a través de nuestros sentidos, los cinco conocidos, vista, oído  olfato, gusto, tacto y un esquivo 6º sentido que intuimos que puede estar ahí, pero que no ha podido ser aún localizado de forma científica. En algunos casos se supone que es el subconsciente, en otros la glándula pineal, algunas tradiciones religiosas se refieren a el como el tercer ojo, al final son solamente suposiciones que intentan dar una explicación racional a nuestro modo de relacionarnos con el mundo que nos rodea.

Debemos partir de la base de que nuestros sentidos, solamente son capaces de captar un diminuto fragmento de lo que llamaríamos, la realidad total, ya que las franjas que somos capaces de percibir (al menos de forma consciente) son muy estrechas, véase el caso del espectro radioeléctrico del que solamente podemos recibir a través de nuestros sentidos la franja de luz visible, quedando por debajo de nuestro umbral de percepción el infrarrojo, la luz ultravioleta, el radar, las microondas o también en el caso de nuestro oído las ondas de sonido que las que solamente podemos escuchar una pequeña fracción, al igual que de los olores.

Donde el ser humano ha logrado dar el salto, ha sido en la interpretación que logra hacer nuestro cerebro de los estímulos que recibe.

Los científicos están de acuerdo en que casi el 75% de la información que llega a el a través de nuestros sentidos, lo hace por los ojos, el 15% a través del oído el 5% a través del olfato y el 5% restante dividido entre el gusto y el tacto. Ni que decir tiene que la falta de uno de los sentidos, hace que los otros se potencien para intentar suplirlos, así por ejemplo  los invidentes desarrollan más que cualquiera sus sentidos restantes, sobre todo el oido y el tacto.

Para hacernos una idea, la resolución de nuestros ojos es de aproximadamente 1 MB, esto es algo ínfimo comparado siquiera con la peor de las cámaras de fotos digitales, la imagen real que llega a nuestro cerebro es de una calidad muy baja, pero donde se produce la magia, es en la reconstrucción que de esa imagen hace nuestro cerebro, rellenando huecos y proporcionándonos una increíble sensación de calidad visual.

Pero recordemos, esto es solamente una «construcción mental» un fabuloso truco de magia, es por esto que en cuanto ponemos a prueba nuestro sistema, bien a través de pruebas de laboratorio, o a través de ilusiones visuales, comenzamos a ver las limitaciones y como nuestro cerebro las supera.

Nuestro cerebro se comunica con el cuerpo a través de estímulos eléctricos y ordenando a las glándulas correspondientes la emisión de sustancias químicas que causan reacciones instantaneas en nuestro cuerpo, si ve un peligro, toma de forma inmediata la decisión de que hacer, (antes incluso de que nosotros seamos conscientes) ordena que se segregue adrenalina que hace que nuestras pupilas se dilaten (para ver mejor) y nuestro corazón lata más rápido (para que llegue más oxigeno a nuestros músculos y podamos correr más) o vierte en nuestro sistema hormonas que consiguen de nosotros la máxima agresividad. Este tipo de reacciones básicas son gestionadas por lo que el Doctor Paul McLean en su conocida teoría del cerebro triuno denominó «Cerebro Reptil»

El sistema límbico o cerebro neo-mamífero es el que compartimos con los mamíferos, es por ello que muchas veces consideramos que los animales parecen tener sentimientos, o incluso desarrollamos vínculos afectivos con ellos, en este nivel residen los sentimientos, las emociones y los procesos tanto de generación como de recuperación de memoria.

El neocortex es el tejido que envuelve las estructuras del cerebro reptil y neo-mamífero, la capa que configura nuestra diferencia biológica con el resto de seres vivos, es la zona que nos permite el desarrollo de las llamadas funciones superiores, la imaginación, el lenguaje, la creación e interpretación de códigos, la anticipación del futuro y todos esos elementos que nos hacen únicos.

El problema es que ésta evolución del cerebro, ésta «capa racional» que es el Neocortex, se caracteriza por un enorme consumo de energía, con lo que el ahorro necesario, se produce de una forma sencilla, no procesando de forma consciente toda la información que nuestros sentidos recogen, sino una pequeñísima parte.

De decidir esto se encarga el subconsciente. Con una enorme capacidad de recoger e interpretar datos, es el responsable de comunicar a nuestro consciente a que debe prestar atención, esto se puede ver fácilmente cuando por ejemplo nos rompemos una pierna e inmediatamente comenzamos a ver personas escayoladas, muletas y sillas de ruedas por todas partes, o en el momento que aprendemos una palabra nueva y en los días posteriores la encontramos en varios lugares.

No es que todo esto aparezca de repente, estaba antes ahí, pero la diferencia es que ahora nuestro subconsciente ha pasado a considerar esto como importante y avisa a nuestro consciente de que preste atención cuando lo encuentra.

Nuestro subconsciente funciona como un radar, está constantemente recogiendo información de nuestro entorno y cuando encuentra algo que nos interesa, nos avisa inmediatamente para que nos enfoquemos y prestemos toda nuestra atención, esto tiene mucho que ver con el éxito que algunas personas logran en su vida y la capacidad que tienen para fijarse y alcanzar los objetivos que se proponen.

Entender el funcionamiento de estos procesos y otros similares, puede ayudarnos a entendernos mejor a nosotros mismos y a mejorar nuestras relaciones sobre los demás.

Sobre como podemos lograr sacar un mejor partido de nuestro cerebro y convertirlo en el mejor aliado hablaré el día 16 de Noviembre en el Palacio de congresos de Pontevedra dentro del evento Ponte a Punto en el que participarán destacados ponentes de la talla de Emilio Duró o el representante para Europa del Best Seller «El Secreto» Eduardo Sánchez, Juan José Romero, Pablo García y Fernando Lareu.

Más información e inscripciones en www.ponteapunto.es

Autor:  Roberto Pérez Marijuán

Sugerimos leer: Cómo Aplicar la Neurociencia al Coaching y al Management

 

 

 

Entradas recientes

Escribe un comentario


Aclaración para coaches

Los coaches certificados por ICC u otra certificación reconocida no necesitan hacer la parte de Coaching de este curso "Coaching de Vida – Las Etapas Socio-Emocionales”, pues se les convalida por haber realizado la certificación de Coaching, razón por la que se le solicitará una copia de la misma.

Los alumnos que se incorporen en este grupo de coaches certificados solo necesitan asistir a la formación correspondiente el día 19 de marzo (sesión presencial). Por supuesto, obtendrán igualmente el diploma de "Experto en Coaching de Vida y las Etapas Socio-Emocionales".

Si es tu caso, puedes escoger el precio reducido para Coaches ICC o de otras certificaciones.

Te enviaremos como recurso adicional una copia digital del libro de Daniel Álvarez "Como pensar bien: PNL para resolver conflictos y multiplicar tu creatividad", publicado por la Editorial Universitaria Ramón Areces.

Aclaración para coaches

Los coaches certificados por ICC u otra certificación reconocida no necesitan hacer la parte de Coaching de este curso "Experto en Gestión del Estrés", pues se les convalida por haber realizado la certificación, razón por la que se le solicitará una copia de la misma.

Los alumnos que se incorporen en este grupo de coaches certificados solo necesitan asistir a la formación correspondiente a los días 10 y 11 de marzo, que es la parte correspondiente a Programación Neurolingüística (PNL).  Por supuesto, obtendrán igualmente el diploma de "Experto en Gestión del Estrés". 

Si es tu caso, puedes escoger el precio reducido para Coaches ICC o de otras certificaciones.

Te enviaremos como recurso adicional una copia digital del libro de Daniel Álvarez "Como pensar bien: PNL para resolver conflictos y multiplicar tu creatividad", publicado por la Editorial Universitaria Ramón Areces.