Felicidad, bienestar, plenitud,…; ¿Toda la vida persiguiendo una sensación?

 en Etapas emocionales, Todas las publicaciones

emociones

“No tengo cuerpo”,“me ha dado un pálpito”, “siento tensión”, “siento ternura”,… Parece que  cuando hablamos de nuestro estado estamos describiendo un complejo sensor físico ¿es eso nuestro cuerpo?

En la investigación “ Coaching  4 Evolutions” estamos viendo que el cuerpo tiene un papel fundamental para instalarnos con confianza en nuestra etapa 4, la de auto creación, aquella en que tomamos la responsabilidad y la rienda de nuestra vida, aquella en que nos liberamos de condicionamientos externos que nos encorsetan.

En esta etapa 4 nos ponemos más en contacto con nuestra sabiduría interna (e.d. nuestro inconsciente), el lugar donde se ubica más del 90% de nuestra actividad y capacidad cerebral.

Para ponernos en contacto con esta sabiduría interna, trabajamos desde la fuente más pura: los valores. Es sorprendente como, con un trabajo sistemático, surgen nítidamente pensamientos de cuarto orden que diez minutos antes parecía imposible que aparecieran.

En todo ello, el cuerpo tiene un papel crucial; ¿Cómo podría ser de otra manera?

  1. Calibramos que la persona cambia realmente su estado corporal al comenzar a hablar de valores.
  2. Ese estado puede ser de calma, confianza, liberación, alivio, de vivacidad o de plenitud. Todas estas sensaciones corporales tienen una correspondencia con los pensamientos y emociones que se producen.
  3. Desde ahí, se producen procesos de pensamiento claramente diferentes (de cuarto orden). Con ellos surgen nuevas soluciones.
  4. Para poner estas nuevas soluciones en práctica, le ayudamos a anclar esa sensación corporal. Si es capaz de acceder a sentirla cuando lo necesite, cambiará sus hábitos.

¿Es posible que pasemos toda nuestra vida buscando una sensación corporal?

Este ha sido el último insight que me ha producido esta investigación.

Podemos pensar que tenemos todo lo que deseamos, que tenemos todo bajo control, que todo va bien, pero ¿es eso el fin último que buscamos?

¿Qué aporta el recuerdo de tus momentos felices? Quizá ternura, plenitud, liberación, desbordamiento de emociones,… ¿te parece que son sensaciones corporales o algo mental?

El cuerpo es el lugar donde registramos nuestro sufrimiento y nuestra felicidad…es quien lo decodifica. ¿Y qué hay sobre tomar decisiones?

“Tengo la cabeza como un bombo…” Es posible que sigan con dudas hasta encontrar una señal de emergencia. Piensa en cuando estás convencido de que has tomado una decisión correcta; ¿no es el cuerpo el que te proporciona la sensación de que es así?

En la etapa 4, la persona busca su sensación de congruencia (física, evidentemente) para guiar sus decisiones o acciones. Esta sensación sustituye al universo consciente de los “debería de” que al final vienen de nuestra “norma social”, aquello que nos han enseñado.

“Ser flexible en la interpretación de esas normas para manifestar nuestra máxima expresión, nuestra mejor versión”. Esto es lo que te regala tu sabiduría interna a través de su heraldo…tu cuerpo.

Unos corolarios en forma de pregunta:

–          ¿Percibes el estado corporal de la otra persona? Nuestra intuición permite una percepción más sutil que cualquier manual de lenguaje no verbal.

–          ¿Percibes el clima de equipo? Quizá sea la influencia del estado de cada uno o el estado de esa identidad llamada equipo.

–          ¿El estado corporal influye en la salud? Ver “Investigación de relación entre Yoga y Cáncer.”

Entradas recientes

Escribe un comentario

¿Quieres que te informemos?

Te responderemos lo antes posible

¿Hablamos?

Escribe a continuación tu nombre y tu número de teléfono. Te llamaremos lo antes posible.