El Coaching de Equipos como herramienta para la búsqueda de empleo

 en Coaching, Equipos y Organizaciones vivas, Liderazgo, Todas las publicaciones, z-secundario

“Un triunfador se levanta y busca las circunstancias; y si no las encuentra… las fabrica”

George Bernard Shaw

Por Sandra Negreira

Coach Internacional certificado por ICC

 

 

El mercado laboral en el que nos movemos es complejo, y para una gran cantidad de personas es exclusivo en esta época que nos toca vivir; cada una de esas personas busca ayuda y salidas en función de sus recursos y capacidades, y desde hace un tiempo, tengo la oportunidad de trabajar con este colectivo mientras participan en proyectos de inserción o en programas de empleo.

He aprendido a lo largo del tiempo que llevo trabajando con ellos, que no hay un perfil definido característico, y que en la misma aula puedes encontrarte una persona víctima de violencia de género, como un ex directivo de empresa multinacional.

Lo que hayas hecho no te define, e iguala a las personas que están viviendo esa situación de búsqueda de empleo.

Desde que conozco y utilizo las herramientas del Coaching, las aplico con ellos para poder ayudarles y que las intervenciones sean lo más útiles posible, y realmente los resultados, por lo positivo, me siguen sorprendiendo.

Debido a mi trayectoria profesional previa gestionando equipos en la empresa privada en sectores tan variados como una compañía de seguros, una empresa de trabajo temporal o la consultoría más recientemente, he podido encontrar paralelismos entre la gestión de los perfiles que me ha resultado muy enriquecedora:

  • En la empresa privada los egos pueden restar, mientras en el colectivo en búsqueda de empleo, suman, siempre.
  • En la empresa privada la competitividad reina, mientras en el colectivo en búsqueda de empleo, se nutren de compartir.
  • En la empresa privada los elogios son escasos, y habitualmente vienen de la mano del responsable del equipo, en el colectivo en búsqueda de empleo las personas están ávidas por empoderarse mutuamente.
  • En la empresa privada muy frecuentemente se escucha para responder, en el colectivo en búsqueda de empleo se escucha para comprender.

Suele ser habitual la fase de ponerte a prueba, quieren comprobar tu capacitación antes de darte la confianza para ser guiados por ti en el proceso; es un trabajo gratificante pero exigente, a ese grupo de personas no les sirve cualquiera para que les ayuden, necesitan estar seguros de que sabes de lo que hablas y de que realmente tienes algo que aportar, por lo que es importante si te planteas desarrollar esta actividad que estés bien preparado y que seas capaz de tener respuestas para sus desafíos, o te escucharán pero no te respetarán ni respetarán tu validez metodológica, simplemente se limitarán a cumplir con el trámite de asistir a las jornadas como se les ha indicado; si quieres que realmente funcione, que la magia se desencadene, debes estar preparado para un trabajo exigente, exactamente igual que cualquier otro equipo que tiene un objetivo más enraizado en la organización, no confundas el estar desempleado con la falta de criterio.

Siempre hay en los grupos alguna persona reticente, alguna escéptica, alguna receptiva de antemano, y la gran mayoría están expectantes ante lo que puede ocurrir y lo que pueden aprender.

En general, no es un público entregado al principio ya que están batalleando en su interior con una situación que les preocupa y angustia a partes iguales; se sienten abatidos, y en muchos casos creen que no serán capaces de reinsertarse en el mercado laboral, y eso es lo primero que debes trabajar con ellos: la autoestima y motivación; a partir de ahí, empieza a girar la energía de las herramientas del Coaching y los participantes van haciendo piña, se van creando alianzas y sinergias entre ellos, y a lo largo de las horas y los días de la actividad puedes observar como la energía se transforma hasta colocarlos en una muy buena versión de ellos mismos; a medida que avanzan las sesiones, sus miedos van desapareciendo de manera proporcional, y desde un estado de bloqueo pasan a un estado de ideas, y especialmente, de acción.

El reto en el caso de este colectivo es realmente sencillo por lo evidente, pero desde el momento en que se verbaliza y se plantea el trabajo a desarrollar para conseguirlo, abres al equipo a conformar su mejor versión para poder alcanzar todo su potencial, les das sentido a su momento vital, y en las experiencias de los compañeros encuentran en muchos casos la mejor palanca para encontrar una senda que ponga en su mente la finalidad de la actividad: encontrar su camino.

En la última actividad que he impartido, una de las participantes tuvo la oportunidad de compartir con nosotros en el aula el momento en que le llamaban y le notificaban que empezaba a trabajar, y lejos de convertirse en un motivo de envidia, supuso un revulsivo para el grupo que de pronto empezó a vivir el resto de la jornada con unos ojos, y especialmente, con unos oídos nuevos, donde cada palabra o cada actividad resonaba de una forma diferente.

En definitiva, el coaching de equipos ha resultado ser una herramienta muy valorada en los procesos de búsqueda de empleo, y por tanto, un nuevo área en el que poner el foco ya que es un colectivo que necesita toda el apoyo para poder activar su mejor versión.

 

Posts recomendados

Escribe un comentario

¿Quieres que te informemos?

Te responderemos lo antes posible

¿Hablamos?

Escribe a continuación tu nombre y tu número de teléfono. Te llamaremos lo antes posible.