¿Qué relación hay entre Coaching con PNL y Pensamiento Dialéctico? Cómo evolucionar en tu capacidad de pensar

 

Imagina que eres un carpintero y estás ante tu mesa de trabajo. Lo primero que necesitas es limpiar tu mesa de los restos del trabajo anterior y recoger los materiales y herramientas que no necesitarás en el siguiente.

Para el siguiente trabajo, si eres un carpintero profesional, sacarás tus herramientas y las dispondrás de la manera óptima. Lo mismo harás con los materiales necesarios.

Con todo ello comenzarás a trabajar, y te enfrascarás de tal forma que llegarás a entrar en el gozo de martillar, de poner el clavo en su sitio, de disfrutar de verlo,… entrarás en el flow, en la plena conexión con la tarea, con los materiales, con las herramientas. Con todo ello, solo puede salir un estupenda obra de artesanía.

Pensar puede ser lo mismo. Puede ser un acto deliberado de producir una obra de artesanía. Puede ser algo que no hagamos como un acto reflejo, siempre que nos enfoquemos en cómo pensamos y no en qué pensamos.

Por supuesto, el acto deliberado de pensar puede llevarnos al disfrute y al flow. Si lo hacemos con criterio, como un artesano, puede aumentar nuestra energía en vez de agotarla. Ésta es la diferencia entre el pensamiento dialéctico y el habitual pensamiento lógico-formal.

Si quieres saber en qué consisten, imagina que en una situación de conflicto te haces las siguientes preguntas:

¿Estoy viendo este conflicto sólo desde mi punto de vista? ¿Estoy dándome cuenta de las emociones y creencias que me llevan a pensar y actuar así? ¿Cómo lo ve la otra persona? ¿Qué aspectos tiene en cuenta? ¿Cómo se siente en ese momento en que reacciona mal? ¿Qué ha pensado justo antes? ¿Cómo nos vería en este conflicto un observador neutral desde fuera?

(Nota: Las anteriores preguntas corresponden a la herramienta de PNL “las tres posiciones perceptivas”. Nos lleva a ver las cosas como las ve la otra parte y como las ve un observador neutral, además de ver nuestra propia posición. Hay muchas otras, si estás interesado/a, te aconsejo “la integración de partes” o “la estrategia Disney”.)

Este tipo de preguntas nos llevan a diferentes perspectivas, que provocan procesos paralelos de pensamiento. Esto es el pensamiento dialéctico, el pensamiento de alto impacto.

Pensar desde una sola perspectiva, aunque nos esforcemos y busquemos el detalle, es un esfuerzo ímprobo con un fuerte desgaste emocional que no nos lleva al pensamiento dialéctico.

Cuando te toque una situación a resolver, piensa ¿estoy eligiendo CÓMO pienso la situación o si estoy pensándola de la forma en que estoy acostumbrado? ¿Genero una perspectiva que me pueda dar más ideas o estoy pensando como siempre?

Esto es lo que queremos decir con frases como “no lo resolví hasta que tuve una visión amplia” o “vi todo el panorama”. Lo que queremos evitar es la famosa “visión de túnel”.

El homo sapiens se diferencia del resto de animales por ser capaz de pensar. Desde un momento de su desarrollo (cuarta etapa), el homo sapiens es capaz de pensar dialécticamente.

La PNL y el coaching son metodologías que te ayudan a conseguir pensamiento dialéctico, más evolucionado.

El fin es convertirte en artesano de tu pensamiento, que es el terreno donde construir tu felicidad y tu futuro.

 

Quizá también te interese…

– Artículo: ¿para qué sirve el pensamiento dialéctico?

– Formación – Coaching con PNL

– Formación – Coaching 4 Evolutions. Las etapas del desarrollo adulto.

 

Posts recomendados