Los diez mandamientos de la Gestión del talento según Gary Hamel

 en Equipos y Organizaciones vivas, Todas las publicaciones

La gestión del Talento Humano:

Gary HamelConsiste en la planeación, organización, desarrollo y coordinación, así como también como control de técnicas, capaces de promover el desempeño eficiente del personal, a la vez que el medio que permite a las personas que colaboran en ella alcanzar los objetivos individuales relacionados directamente o indirectamente con el trabajo.

Los diez mandamientos del talento:

1 – El planeamiento estratégico no es estrategia. Planeamiento y formulación estratégica son cosas muy diferentes. Estrategia es descubrir e inventar.

2 – Hacer estrategia tiene que ser subversivo. “Subversión”, en gestión, significa quebrar las reglas establecidas.

3 – El estrangulamiento está, por regla general, en lo alto. No en el medio o en lo bajo. El objetivo del revolucionario es liberar el proceso de la tiranía de la experiencia. Los guardianes de ésta están en lo alto, como se sabe.

4 – Hay siempre un electorado para el cambio en la empresa. Está, en regla general, disperso y fragmentado. El papel del revolucionario es descubrirlo y organizarlo en el cuadro de la formulación estratégica.

5 – El cambio no es el problema. Hay que involucrarse. La idea corriente es que los del “medio” y los de “abajo” no quieren cambios. El revolucionario quiere involucrar a todos los escalones.

6 – El proceso debe ser democrático. Todas las sensibilidades de la empresa deben ser movilizadas hacia la formulación estratégica. Expresamente las que, en regla, son olvidadas o reprimidas: la gente joven, los que están más alejados de la sede, los más nuevos en la empresa y los molestos.

7 – Cualquiera puede ser un activista de la estrategia. No hay lugares cautivos, ni es preciso un diploma especial. Mucho menos es correcta la idea de que los gerentes intermedios son el cuartel general a demoler.

8 – Revolucionar una industria presupone verla con otros ojos o lentes. Se exige un cambio de visión de las cosas.

9 – La estrategia de cúpula “versus” la estrategia de base, no son alternativas reales. La formulación estratégica es un proceso diagonal a la empresa.

10 – No se puede querer ver el final ya en el principio. La formulación estratégica es un proceso de descubrimiento y de inventiva. No es “vender” a los del “medio” y a los de “abajo” algo ya pre-definido por los de “arriba” o de “afuera” (los consultores externos)

BIOGRAFIA: Gary Hamel

Posts recomendados

Escribe un comentario

¿Quieres que te informemos?

Te responderemos lo antes posible

¿Hablamos?

Escribe a continuación tu nombre y tu número de teléfono. Te llamaremos lo antes posible.