¿Puede el coaching cambiar tu vida?

 en Coaching

Llevo poco tiempo en el mundo del Coaching pero ya he escuchado a numerosas personas decir frases como “el Coaching ha cambiado mi vida”, o “ahora lo veo todo más claro”. Es cierto, y yo misma soy prueba de ello. El Coaching ha cambiado mi vida.

Hace tan sólo un año trabajaba como jurista en el departamento legal de una empresa de ingeniería, ¿quién me iba a decir entonces que meses más tarde estaría dando mis primeros pasos como Coach? Cierto, mi pasado laboral y la carrera de coach no parecen tener ninguna relación; pues bien, de esto es exactamente de lo que va el Coaching. Entre muchas otras cosas, el Coaching nos ayuda a ver más claro, nos ayuda a encontrar el sentido a lo que hacemos.

Cuando decidí dejar mi trabajo no sabía qué iba a pasar con mi futuro profesional y, no lo niego, esto me causó cierta ansiedad. Pero mi decisión estaba tomada, algo no funcionaba y necesitaba solucionarlo.

 

En aquel momento tenía gran curiosidad por saber más sobre Coaching así que comencé un curso sin saber a dónde aquello me iba a llevar. La formación sobrepasó mis expectativas y me ayudó a encontrar lo que había estado buscando todos estos años. Estaba muy entusiasmada, ya no había quien me parara así que con lo aprendido comencé un interesante proceso de Coaching que consistió en lo siguiente:

  • Empecé por fijarme un OBJETIVO, por aquel entonces ya tenía claro lo que quería:¨Ser Coach¨.

  • Una vez que definí bien mi objetivo, busqué los VALORES que se encuentran detrás del mismo. Esto me llevó a grandes sorpresas; tras este objetivo encontré grandes valores, mis valores, aquellos que hasta entonces ningún trabajo me había proporcionado. Más que eso, los valores me ayudaron no sólo a recordar lo que realmente es importante para mí (tanto en el trabajo como en la vida) sino también a recordarme quién soy y poder así actuar en consecuencia, tomar las riendas de mi vida.

  • Tras los valores analicé los posibles OBSTÁCULOS que podría encontrar en el camino hacia mi objetivo.

  • Y por último, trabajé mis CREENCIAS LIMITADORAS, (aquellas ideas, pensamientos u opiniones que tenemos sobre la realidad pero que no son la realidad en sí misma y que condicionan lo que hacemos) encontré unas cuantas, y las trabajé hasta superarlas.

  • Al final, gracias a este proceso de coaching pude elaborar un PLAN DE ACCIÓN bastante detallado para conseguir mi objetivo.

 

Todo esto me ayudó a ver claramente lo que quería y cómo iba a conseguirlo, nunca había tenido las ideas tan claras. Y aquí estoy, hoy en día soy Coach, estoy creando mi propia página web,sigo formándome y vivo acorde con mis valores, lo cual ha hecho que mi vida sea mucho más agradable, más intensa y más feliz.

A veces no sabemos lo que queremos pero sabemos que necesitamos cambiar algo, o sabemos lo que queremos pero no sabemos por dónde empezar. Yo no sabía lo que quería cuando dejé mi trabajo, pero sabía que necesitaba un cambio. El coaching me ayudó a descubrir lo que quería que, paradójicamente, era ser Coach, pero podría haber sido cualquier otra cosa. Lo importante es aclararse las ideas y encontrar las soluciones, y para eso están los Coaches, para ayudarnos con sus preguntas a encontrar las buenas respuestas.

 

¿Crees que el Coaching podría cambiar tu vida?

 

Andrea Caride

Coach ICC

 

Quizá también te interese:

La etapa del “entendimiento profundo”. Alcanzando el talento y la auto-creación.

Los 3 pasos para que pensar no te salga caro

La Teoría del Desarrollo: lo que siempre quisiste saber sobre las etapas de la vida

Posts recomendados

Escribe un comentario

Contacta

Envíanos un email y te contestaremos lo antes posible.

¿No es legible? Clic para cambiarlo. captcha txt
0

Comienza a escribir y presiona "Enter" para buscar