Importancia de los valores detrás de la meta que pasan a ser el motor e impulsor para que se haga realidad.

 en Coaching

Zoubeida Foughali

 

“Cuando tus valores son claros para ti, tomar decisiones se vuelve sencillo” Roy E. Disney.

Esta toma de conciencia de la importancia de mis valores y clarificar cuales son importantes para mí, ha sido el punto de no retorno en mi camino hacía el crecimiento y la transformación.

Tenía un trabajo interesante y bien remunerado, pero no me sentía satisfecha y completa. Había algo dentro de mí que no me hacía llegar a todo mi potencial y hasta estaba observando cómo caía en la negatividad y la falta de perspectiva. Me dedicaba mucho al voluntariado en el sector del desarrollo humano  y eso me recordaba continuamente que el mundo empresarial y de la venta no es el que más me apasiona. Así que había un conflicto interno.

Me miré profundamente al espejo, este espejo de mi esencia pidiendo entenderme y saber contestar a mi alma cansada. Empieza a pesar la edad dado que en nuestra sociedad ser mujer y superar los cuarenta años nos coloca en un rango especial camino a la invisibilidad laboral. Aun así, decidí ser fiel a mí misma y escucharme solo a mi, considerando que mi vida profesional es el aspecto más importante ahora mismo para trabajar y dominar y mi objetivo es: “Tener un trabajo comprometido con la sociedad y al mismo tiempo bien remunerado”. Quiero trabajar con colectivos de refugiados, inmigrantes, mujeres en situación de exclusión social. Así que, la primera parada era decidir hacer mi proceso de coaching. Utilizar está herramienta para diseñar el camino hacía mi objetivo.

La primera pregunta y la más importante era: ¿Cuál es el valor que hay detrás de mi decisión? Y mi consciencia respondió: Dejar un legado, luchar por una causa y sentirme realizada desde algo e ideales que creo yo. Es muy importante para mí porque es lo que da sentido y valía a mi existencia. Me aporta estar conectada conmigo misma, con la sociedad y con la vida. Cumplir con mi visión y misión. Quiero que mi trabajo tenga una repercusión humanitaria en el mundo, aunque en un grupo reducido, y no solo un beneficio económico personal.

A continuación, había que dar voz a una pregunta importante: ¿Qué me lo impide?

Lo que me impedía dar el paso era el miedo a lo desconocido y a la precariedad económica. “Vivo sola y no tengo ningún respaldo económico, lo que significa que debo cuidar de mi misma y no meterme en situaciones que me puedan llevar a la necesidad porque en caso de fracaso las consecuencias pueden ser nefastas. Indigencia… junto a la situación económica del país”.

Me pregunté: ¿qué posibilidades hay para llegar a esta situación de precariedad?

Al revisar la situación con serenidad, me di cuenta que en realidad, las posibilidades son mínimas. Soy una persona con recursos personales y profesionales.
Me diseñé un plan de acción para un año que se podía medir y valorar con evidencias claras.

La visualización del proceso me afirma en mi objetivo y mi plan. Consigo hacer la línea del tiempo de todo el proceso hasta el 30 de diciembre partiendo del punto del presente al estado deseado, en el futuro. Me siento muy motivada con mi objetivo y con las tareas. Por fin me veo y me siento como yo quiero. Estoy feliz caminando, enraizada e integrada. Estoy conectada con mi lugar y reconciliada con la vida. He puesto, luz, color y aroma al camino.

Detrás de cualquier proceso de coaching, es el deseo de crear tu propia realidad. Esto se consigue convirtiendo el deseo en un objetivo, en plena conexión con lo quieres y tiene que ser ecológico.

Mi objetivo me ha ayudado a encontrar el foco y la motivación tomando consciencia primero de mis valores, que son mi esencia. Armonizar mis creencias y reconciliarme con ellas y con mis miedos.

No daba paso al cambio porque mi miedo quería cuidar de mí y protegerme de tomar decisiones que me puedan afectar a nivel económico y peligrar mi situación. Al descubrir la intención positiva de mi indecisión, he podido encontrar como satisfacerla de manera más sana y coherente con mi objetivo.
Hacer una lista de mis recursos, me permitió dibujar un mapa nuevo con las opciones que pueda tener y las cosas que puedo hacer y no me he planteado antes. Ver la situación desde otra perspectiva, desde las posibilidades.

Ahora mismo me siento feliz y plena porque he encontrado el sentido. Un sentido que estoy creando, entonces me estoy realizando.

El coaching me ayuda a pensar mejor y la visualización ha sido el motor que ha puesto un marco a una realidad creada por mí y para mí desde mis valores.

Comunidad Coaches ICC
Artículos de los Coaches de International Coaching Community de España. ¿Quieres hacer algún comentario o ayudarnos a mejorar? ¡Escríbenos a info [@] observatoriodelcoaching.com!
Entradas recientes
Contacta

Envíanos un email y te contestaremos lo antes posible.

¿No es legible? Clic para cambiarlo.
0

Comienza a escribir y presiona "Enter" para buscar