¿Por qué utilizar el coaching de equipos con los universitarios?

 en Inteligencia Emocional, PNL, Todas las publicaciones, z-principal, z-secundario

“Me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí.” (Confucio)

 

Por Daniel Álvarez Lamas, Julio 2018.

 

Recientemente hemos realizado varios programas de desarrollo de habilidades personales y sociales a alumnos de la universidad. En particular en el Programa Mentor realizado en la carrera Doble Grado de la Universidad de Vigo y organizado por la Fundación Mentor, la estrella ha sido el proceso de coaching de equipos que incluye dicho programa.

Aprovechamos para dar la enhorabuena a Jorge Falagán y a todo el comité directivo de la Fundación Mentor, que nada más nacer está utilizando las técnicas de enseñanza más innovadoras. Gracias por confiar en nosotros para ello y a los alumnos enhorabuena por su entrega y por su excelente desempeño a lo largo del programa.

En dicho proceso, los alumnos se reparten por equipos de entre 5 y 7 personas y elaboran una presentación impactante de lo que han aprendido durante el programa: trabajo en equipo, hablar en público, negociación, rendimiento personal y conversaciones poderosas.

Tener que trabajar sobre estos temas les sirve para completar el ciclo de aprendizaje, gracias a  “trabajar sobre que aprendes” (el conocido método denominado en inglés “learning by doing”).

Pero esto no es el valor más importante que se llevan los universitarios con este proceso de coaching. Independientemente del contenido, el coaching de equipos es una experiencia de excelencia en el trabajo en equipo que difícilmente los alumnos van a tener de otra manera, una experiencia que les servirá como modelo para toda su vida profesional (y personal).

Cuando vayan a buscar empleo, en las entrevistas de trabajo les preguntarán por sus experiencias de trabajo en equipo. Ya se sabe cuánto se valoran cosas tan sencillas como ser capitán de un equipo, ser buen compañero en los trabajos de verano o tener iniciativas de interés social, por ejemplo. En esas entrevistas, los universitarios de Doble Grado tendrán una experiencia de equipo muy rica que explicar, con unos aprendizajes claros, todo ello gracias a la participación del coach.

Los beneficios del trabajo en equipo como principal herramienta de desarrollo de habilidades sociales se han investigado y desarrollado desde hace años dentro de la metodología denominada aprendizaje colaborativo, una modalidad avanzada del “learning by doing”, nacida en Finlandia y desarrollada en los países con mayores puntuaciones en calidad de la enseñanza (según el estudio PISA). También hay experiencias de este modelo en España, como en la Universidad de La Rioja o en la Universidad de Alcalá, por ejemplo. Es una metodología ampliamente conocida y estudiada por los profesionales del coaching y de la pedagogía.

El enorme beneficio del coaching de equipos para el colectivo de universitarios (así como el de modelos similares como el “learning by doing” o el “aprendizaje colaborativo”) podría explicarse de esta manera:

  • Los universitarios carecen de la experiencia laboral para entrenar dichas habilidades interpersonales y de trabajo en equipo, tal como será necesario aplicarlas cuando lleguen a la empresa. Es necesario proporcionarles una experiencia que lo sustituya.
  • Para integrar realmente las habilidades interpersonales de trabajo en equipo debe facilitarse experiencias de equipo reales en un contexto de máximo rendimiento.
  • Lo anterior implica encargar al equipo un trabajo suficientemente “difícil” como para que signifique un reto, contando con el apoyo de un experto en trabajo en equipo (el coach de equipos) que tutele la consecución del máximo rendimiento en el trabajo en equipo.
  • Con esta experiencia, además, aprenderán a conseguir la excelencia en los proyectos en equipo que están haciendo a lo largo de la carrera, lo que repercutirá en una formación continuada en trabajo en equipo desde ahora hasta que acaben la carrera.
  • Su rendimiento en esos proyectos, continuos a lo largo de su carrera, crecerá además exponencialmente.
  • Por otro lado, esta experiencia será la mejor forma de aprender a liderar en la práctica. Al aprender a ser buenos jugadores de equipo, tendrán el aprendizaje para ser líderes saludables y eficaces. Este trabajo en equipo con un coach les permite entrenar un modelo de trabajo en equipo que podrán reproducir como líderes (aprendizaje por modelado, una de las metodologías más valoradas para el aprendizaje de competencias interpersonales).
  • Debemos recalcar que no tiene sentido usar una enseñanza académica o “explicativa” cuando hablamos de habilidades interpersonales. Por ejemplo, no tiene sentido explicar a un alumno cómo se lidera cuando no tendrá la oportunidad de emplear dicho aprendizaje hasta dentro de varios años.
  • Por otro lado, el contenido del proyecto de los equipos de universitarios consistió en “cómo aplicarás en una empresa el conocimiento adquirido en el programa de habilidades sociales y personales”, con la consiguiente integración adicional de estos contenidos del programa gracias al “learning by doing”.
  • Casi todos los alumnos encuestados destacaron el coaching de equipos como uno de los aspectos más destacados. Pudo verse en los resultados de la encuesta cualitativa final.
  • Resaltar que la relación sana con los demás es un aspecto clave para lograr la máxima expresión del alumno en la Universidad y en su futuro laboral. Es necesario superar tanto la timidez como el ansia de dominio, así como los prejuicios hacia los demás. Esto se consigue estableciendo una relación inusualmente profunda con sus compañeros, gracias al coaching de equipos (con su aprendizaje colaborativo y de modelado).

 

Siguiendo el ejemplo de la formación empresarial más innovadora

El coaching también ha sustituido en la empresa a la formación tradicional en trabajo en equipo y liderazgo. Los coaches profesionales hemos visto cómo las empresas han aprendido el enorme valor de aprender a trabajar en equipo gracias a los procesos de coaching. Estos procesos no solo ayudan a aumentar los resultados del equipo, sino que ayuda a sus componentes a comprender las dinámicas internas de los equipos y la magia de las relaciones interpersonales.

Como entrenador de International Coaching Community, he podido ver el progresivo aumento en el número de ejecutivos que las empresas envían a formarse en coaching de equipos, para comprender mental y emocionalmente estas dinámicas internas del equipo y entrenarse para provocarlas. Utilizamos un proceso muy similar al de los programas mencionados para universitarios.

En los másteres de las escuelas de negocio más avanzadas, desde hace ya años una de las principales materias es desarrollar un proyecto en equipo. Más allá del contenido de este proyecto, su propósito principal es el aprendizaje de habilidades sociales y personales mediante el “learning by doing”.

Poco a poco, las escuelas de negocio están añadiendo el elemento que asegura que ese “aprendizaje colaborativo” no se vea frustrado por la inexperiencia e inmadurez de los alumnos, que en numerosas ocasiones provocaba conflictos entre ellos. La participación de un coach de equipos (experto en conseguir el máximo rendimiento de los equipos) permite convertir esos conflictos en oportunidades de aprender y evolucionar, la base para lograr el equipo de alto rendimiento.

 

Daniel Álvarez Lamas

Trainer International Coaching Community España

Posts recomendados

Escribe un comentario

Contacta

Envíanos un email y te contestaremos lo antes posible.

¿No es legible? Clic para cambiarlo. captcha txt
0

Comienza a escribir y presiona "Enter" para buscar